En estos días en los que se nota la reactivación del sector inmobiliario, las transacciones se diversifican, mucho es el trabajo que afortunadamente vuelve a verse por las oficinas de bienes inmuebles, y el movimiento de clientes interesados en alguna vivienda o local en particular, es bastante notable.

De nuevo, Valencia vuelve a hacer el objetivo de inversionistas quienes ponen en la mira a la capital del Turia, tomando en cuenta su atractivo turístico, empresarial, portuario, y hasta gastronómico, de nuevo, esta ciudad vuelve a ser uno de los puntos de encuentro más importantes del Mediterráneo.

Familias, grupos de inversión, y parejas con pequeños capitales acuden a los escaparates de estas inmobiliarias con el fin de hacerse con una vivienda en la que habitar, aprovechando la compra y la venta.

No obstante, y muy a pesar de la buena salud, de la que vuelve a gozar el ladrillo en toda España, muchas son las dudas que se ciernen en el pensamiento de quienes desean poner dinero en alguna operación que implique la adquisición a mediano, o largo plazo de un piso, chalet, o tal vez de una casa o apartamento en la playa.

Muchos son quienes se debaten entre alquilar, o comprar. Si te fijas en la oferta notaras que ambas alternativas, a día de hoy, resultan plenamente factibles, sólo tienes que levantar la mirada y confirmar, en fincas de toda la ciudad, verás colgados, carteles que de ‘’se vende’’ o ‘’se alquila’’.

Para todos los bolsillos habrá sin duda la manera indicada de hacerse con un techo, se nota que para ambas operaciones existe el respaldo de propietarios dispuestos a arrendar y bancos con la plena intención de brindar al cliente, la mayor cantidad posible de dinero para el préstamo hipotecario, y que este, se extienda la mayor cantidad de años posible.

Comprar o alquilar, depende como no, de factores muy relacionados con el modo de vida de quien pretenda llevar a cabo la operación: por ejemplo, si se trata de una persona cuya movilidad por motivos laborales sea frecuente, lo más recomendable es quitar a ese piso estudio que te gusta el cartel de ‘’se alquila’’, si por el contrario, hablamos de una familia con estabilidad comprobada tanto en el aspecto económico como el social, y que además tenga en su seno, niños en edad escolar, lo más recomendable es que vayas a ese adosado que te ha cautivado, y retires el letrero que pone ‘’ se vende’’ y comiences a recabar todos los requisitos que piden tanto el banco, como la inmobiliaria para quedarte cuanto antes con la casa de tus sueños.

España vive un bien momento, la recuperación de la economía es palpable, y la seguridad en los mercados así lo certifica; es momento de hacer producir ese modesto capital con el que cuentas y convertirlo en una propiedad que te aporte tranquilidad para ti y para los tuyos, contando de esta manera con un techo a tu nombre.

Que debo hacer, alquilar o comprar
Compartir...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *