Vender una vivienda es una tarea para comerciantes veteranos. Se requiere astucia, persuasión, dedicación, y sobretodo, paciencia. Se estima que el proceso puede tardar aproximadamente nueve meses.

Vende tu propiedad rápido con nuestros consejos

Sin embargo, es posible realizarla antes de los cuatro meses, siempre y cuando se ofrezca al precio más atractivo y sus condiciones “valgan lo que pesan”. Existen numerosas estrategias de venta que pueden contribuir a que la vivienda guste a más compradores.

Por ejemplo, condicionar una atmósfera para que ésta se convierta en un espacio neutral, que pueda estimularse o modificarse, cuales sean los gustos del cliente. Según los agentes de inmobiliaria, muchas veces los vendedores cometen el gravísimo error de bajar los precios de la vivienda conforme el tiempo transcurre.

Esto, sin lugar a dudas, genera grandes pérdidas y tampoco facilita el objetivo principal: vender la casa. Debido a esto, existe la renombrada técnica del “home staging”, que te brinda las herramientas para enseñar las ventajas y el potencial de tu vivienda, con lo que podrás acelerar la venta (e incluso aumentar su valor).

A continuación, diez tips que te ayudarán a embellecer tu casa y hará que muchos se interesen en comprarla.

1. Limpieza
Evidentemente, la pulcritud en un espacio es primordial, y más si se quiere lograr que éste pueda gustarle a los demás. Sin embargo, es increíble ver la cantidad de vendedores (sin escrúpulos) que se atreven a presentar su casa sin haberle realizado ni un poco de limpieza –y aveces, en años. –

2. Luz
La luz es un elemento muy importante dentro de un espacio de trabajo y cotidianidad. Nos ayuda a refrescarnos, despertarnos y nos motiva en nuestras ocupaciones. Además, la claridad es fundamental para todas las tareas de la casa. Por lo tanto, te recomendamos recoger las persianas, mantener abiertas las cortinas y asear las ventanas. Da una impresión de espaciosidad y alegría.

En caso de que tu casa sea oscura, intenta iluminarlo agregando bombillos, luces LED y realzando los puntos de luminosidad natural.

3. Despersonaliza tu hogar
¿Te has dado cuenta de que las habitaciones de hotel, suelen usar colores muy neutrales? ¿Y que a su vez, ofrecen un ambiente totalmente impersonal? Precisamente, así debes acondicionar tu vivienda si estás pensando en ponerla a la venta.

Los compradores buscan un lugar donde poder establecerse, y cuando acuden a una casa porque quieren conocerla, van con expectativas. Debes ponerte en su lugar, pues ellos pretenden imaginar un espacio conforme a su creatividad. Por esto, el que tengas muchos objetos personales en todos lados de la casa, está comprobado por expertos que puede obstruir su imaginación y hacerles entender que la casa tiene pocas posibilidades. Así que es un buen momento para guardar los jarrones, los muebles y los retratos familiares.

4. Inversión
Una grieta en el suelo, una gotera en la habitación principal o un bombillo roto, hacen que la vivienda pierda valor ante los ojos del comprador. Evidentemente, son detalles inofensivos, pero que dan un aspecto de descuido y antigüedad.

Inmediatamente, el comprador verá que deberá gastar más de la cuenta en caso de comprar tu vivienda, pues tendrá que modificarla y reinaugurarla. Seguramente exigirá un precio más bajo (y tendrá toda la razón).

Por esto, es muy astuto que inviertas dinero en reparar esos daños “inofensivos”, porque ten por seguro que incrementará el precio del inmueble ante los ojos del cliente, e inclusive puede sentir que “está comprando una ganga”. Podrás incluso triplicar tu inversión con las ganancias.

5. Colores claros y suaves
Las paredes pintadas con tonos muy fuertes, además de ser desagradables a la vista, también dan la ilusión de que los espacios son más pequeños. Evita ofrecer tu casa si está pintada con rojo, negro o azul eléctrico. No suele ser del gusto del comprador común.

Cámbialos por colores claros y suaves, como crema, blanco o gris. Tu casa se verá más amplia y favorecerá la claridad.

6. Orden
El orden garantiza un ambiente de cero estrés, evita tropiezos, ansiedad y dificultad en la visión. Es imperdonable que ofrezcas tu casa en un estado desordenado, pues lucirá recargada e incómoda a la vista. Nada atractivo para compradores.

7. Pequeños detalles
Plantas y adornos sutiles, son excelentes opciones si se trata de brindar una apariencia confortable. Es necesario que nuestra casa se vea pulcra y luminosa. Los adornos pueden ser tus peores enemigos, pero también tus fieles aliados.

8. Muebles
Los muebles rotos o desgastados también entorpecen las ventas. Son desperfectos muy mal apreciados, así que cuida mucho esos detalles.

9. Malos olores
Los clientes siempre querrán comprar una vivienda que desprenda olor agradable. Perfuma tu casa, neutraliza los aromas aledaños (drenaje, basura, animales, entre otros) y ten un cuidado especial con las cañerías.

10.Un buen cartel de SE VENDE
EL que tu cartel de se vende sea llamativo y lo suficientemente grande para que los posibles clientes lo puedan ver depende de ti o de la inmobiliaria que esta llevando la venta de la propiedad, existen diferentes tipos de carteles para inmobiliaria: de lona, de vinilo, de Polipropileno, etc y cualquiera se puede adaptar a la medida que lo necesites, contacta con una imprenta que este especializada en carteles inmobiliarios que seguro que te pueden ofrecer muchas opciones adaptadas a tu presupuesto

Resumen para vender tu vivenda rápido a través de internet

Te dejamos unas recomendaciones de mercadeo digital, altamente efectivas.

Procura aceptar las ofertas que te ofrecen un 10% menos de lo que pides.

Toma fotografías de la vivienda en sus mejores ángulos.

Mantente al tanto de tu correo electrónico diariamente. Vía internet puedes encontrar muy buenos compradores, y es de buena señal que no tardes en contestarles.

Si alguien está dispuesto en ir a conocer tu casa o piso, procura ofrecerle un tiempo de calidad. Sé cortés, invítale un café o a sentarse a contemplar los puntos favorecidos de tu vivienda.

Ten a la mano siempre una copia de los planos de ejecución. Los grandes compradores casi siempre solicitan estos documentos, y muy pocos clientes los tienen.

Para cerrar, te recomendamos busques asesoría con agencias especializadas en estos bienes, para que puedas ofrecer un precio que sea justo para el comprador y beneficioso para ti. Por otro lado, debes exigirle detalles a la agencia, sobre qué métodos utilizará para vender tu inmueble, no debes dejarlo a ojos cerrados, sino que debes interactuar e intercambiar ideas y métodos.

Y sobre todo, debes dedicar el tiempo necesario, no dejes todo en manos de la inmobiliaria. Nada más tú conoces tu vivienda y puedes contribuir a venderla brindando muchos detalles que sólo tú sabes.

10 Consejos para vender tu vivienda rápidamente
Compartir...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *